cacular RFC

IMSS modalidad 40

La Modalidad 40 se caracteriza por realizar aportaciones voluntarias para aumentar la pensión por cesantía del IMSS de tal manera que se pueden incrementar dos variables:

  • El salario Base de Cotización
  • Las Semanas Cotizadas

Al incrementarse el Salario Base de Cotización aumenta a su vez el salario promedio, es importante recalcar que para la obtención de una pensión por cesantía, hay que tomar en cuenta que para el cálculo de pensión por cesantía se toma en cuenta el salario Base de Cotización Promedio de los últimos 5 años, por lo que si tienes contemplado incrementar tu pensión y retirarte a los 60 años, deberá de iniciar sus aportaciones en la Modalidad 40 a los 55 años para que al momento de llegar a los 60 años se pueda alcanzar el salario optimo promedio salarial para tramitar la pensión.

¿Para quién va dirigida esta modalidad?

La Modalidad 40 está dirigido a personas que fueron dadas de baja del instituto, pero siguen siendo activos bajo el régimen del IMSS con la mínima cantidad de 52 semanas cotizadas en los últimos cinco años y no han pasado más de cinco años desde que dejaron de cotizar.

Para todos los que deseen participar en la modalidad 40 es necesario indicar que se debe  pagar cada 30 días el equivalente al 10.75% del salario mensual con el que deseas cotizar y así, podrás comenzar a sumar tus primeras semanas de cotización, mejorar tu salario promedio y extender tu conservación de derechos. Pero no incluye los servicios de atención médica.

Importante, en caso de que dejes de pagar las cuotas por dos meses consecutivos el esquema se suspende.

La modalidad 40 IMSS es de suma utilidad para los trabajadores independientes con la facilidad de elegir un paquete de servicios básicos de salud para protegerse a sí mismo y a su familia.


Jubilarse con la modalidad 40

Bajo la modalidad 40, se puede retirar incluso cuando no se está en nómina, este retiro estará en base a las aportaciones voluntarias que hagas, sin embargo, es ampliamente recomendable que a la par de adquiera un seguro dotal como un instrumento de ahorro a largo plazo, que también cubre gastos por fallecimiento y supervivencia. Los fondos dotales pagan la suma de la cobertura al término del plazo contratado e incluso antes cuando el asegurado fallece o queda incapacitado para seguir trabajando.

Un buen seguro dotal también ofrece un seguro de vida y seguro por incapacidad, que también protegerá a tu familia.

¿Qué debo hacer si quiero asegurar a toda mi familia?

En caso de que quieras que tu familia también acceda a los servicios médicos del IMSS, es importante recalcar que estos deben de ser inscritos bajo la modalidad 33, donde se pagan cuotas anticipadas en tarifas que varían en función de la edad de las personas, esto se revisa en la delegación del IMSS que te corresponda.

Otra opción para asegurar a tu familia con todos los servicios de salud es inscribirte en el Seguro Popular, ya sea que los inscribas por tu propia cuenta o por familia. Lo único que se te pide es una identificación y CURP, además de pagar una cuota por la inscripción, acorde al ingreso.

Finalmente, si deseas asegurar a tu familia de otra forma puedes contratar seguros de gastos médicos que ofrecen las aseguradoras (aunque usualmente sólo aplican para gastos mayores) y los paquetes que ya ofrecen algunos hospitales particulares.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>